Derechos de crédito en Texas

El sector de informes o reportes de crédito es complicado y puede resultar difícil de entender. Muchos negocios, incluyendo el sector de viviendas, usan información proveniente de estos informes crediticios. Los propietarios usan el historial de crédito para evaluar solicitudes y decidir si rentar o no la propiedad a un candidato. Los propietarios pueden también reportar a agencias crediticias la deuda de los inquilinos, como la producida al romper un contrato o la adeudada por daños a la propiedad. Es totalmente legal que un propietario use los informes crediticios para estos propósitos, pero existen leyes que regulan esta información de crédito. Este folleto trata de explicar las bases de la información crediticia para que el inquilino conozca los derechos concedidos por el Acta de Informes de Crédito Justos y otras leyes, y cómo exigir esos derechos.

Informes crediticios
Las agencias de reportes o informes crediticios recaban información sobre los antecedentes crediticios de las personas y luego venden esa información a diferentes empresas. Las mayores agencias crediticias son Equifax, Experian y TransUnion. La información de crédito es usada por bancos, compañías financieras, compañías de seguros, empleadores, comerciantes y, por supuesto, los propietarios que rentan. Diferentes negocios usan la información crediticia con diferentes propósitos. Los bancos, por ejemplo, quieren saber si una persona pagará un préstamo, mientras que las compañías de seguro usan la información de crédito para determinar si extienden una póliza y aún el precio de esa póliza. Los propietarios desearán saber cómo el inquilino ha manejado su crédito en el pasado para calcular el grado de riesgo. Ellos tratan de encontrar un inquilino responsable que pague la renta y cumpla con el contrato de alquiler.

Las agencias de crédito recaban tres tipos de información: información personal, información de cuentas e información legal. La información personal incluye nombre, domicilio (pasado y presente), número de seguridad social e información laboral. Cuando se reporta un cambio de dirección o empleo en una solicitud de crédito o correspondencia, esta información es reportada a agencias de crédito.

La información de cuentas es primordial en los registros de crédito. Contiene las deudas y cómo se están pagando esas deudas. La información de cuentas incluye las que se están pagando actualmente, las deudas morosas y toda deuda en disputa.

Los informes de crédito no se limitan a la información de deudas. Pueden incluir registros judiciales, embargos impositivos, casamientos, divorcios, arrestos, condenas y otra información pública. Los registros de crédito pueden parecer sumamente minuciosos, y hasta alarmantes. Sin embargo, estos informes no contienen necesariamente toda la información del crédito de una persona.

Las corporaciones, como los grandes almacenes y bancos, compañías grandes de tarjetas de crédito como MasterCard, Visa y American Express, reportan su información regularmente. Pero acreedores más pequeños, como mueblerías, ventas de vehículos y estaciones de gasolina, podrían reportar la información crediticia solo si no cobran la deuda. Esto ocurre también con la mayoría de los propietarios o compañías de alquileres. Por lo tanto, el historial crediticio de una persona no contiene necesariamente todo el crédito, malo o bueno, de la misma. Aún más, los registros de crédito no siempre son infalibles.

Revise su informe de crédito
El inquilino tiene derecho y debería verificar la información que tienen las varias agencias de crédito para asegurarse que es correcta. Las agencias crediticias podrían tener distinta información en sus registros, así que es conveniente pedir una copia de su informe crediticio a cada agencia. Diríjase a www.annualcreditreport.com para solicitar cada 12 meses una copia gratuita de su informe a las compañías nacionales de informes crediticios: Equifax, Experian y TransUnion.

Muchas veces existen errores y no se corregirán a menos que el consumidor los descubra y tome las medidas necesarias para que se corrijan. Si a una persona se le niega crédito o un apartamento debido a información proporcionada por una agencia crediticia, el Acta de Informes de Crédito Justos ordena al acreedor (ej.: el propietario) facilitar el nombre y dirección de la agencia crediticia que proporcionó los datos. Si el consumidor se comunica con la agencia dentro de los 60 días de haber sido rechazado y pide una copia de la información crediticia, la agencia debe proveer esa información gratuitamente.

Si al consumidor no se le ha negado crédito últimamente o no sabe de ninguna información incorrecta en su informe crediticio, entonces la agencia de crédito podría cobrar no más de $8 por la información. La agencia debe proporcionar toda la información contenida en la ficha del consumidor, exceptuando el puntaje de crédito de la persona, su puntaje de riesgo o indicadores. Los acreedores usan estas evaluaciones del informe crediticio como instrumento para interpretar el riesgo que conlleva dar crédito a esa persona. Con cada pedido, la agencia crediticia debe adjuntar un “Sumario de riesgos” y una declaración integral de los derechos del consumidor bajo el Acta de Informes de Crédito Justos.

Corregir información de crédito incorrecta
Si se halla información incorrecta en el informe crediticio de un consumidor, la persona tiene derecho a que se investigue esa información gratuitamente. El primer paso es disputar la deuda enviando pruebas de que la deuda en cuestión es incorrecta. Una vez que se disputa la información incorrecta, tanto la agencia crediticia como el acreedor tienen 30 días para investigar la deuda. Sin embargo, el plazo se extiende a 45 días si el consumidor proporciona información pertinente adicional después del aviso inicial de disputa. Una vez que se termina la investigación, la agencia crediticia debe notificar los resultados al consumidor antes de los cinco días. Si la deuda persiste, debe corregirse todo error. La agencia también debe proporcionar la siguiente información por escrito:

  1. Declaración de que la investigación ha concluido;
  2. Informe corregido al consumidor;
  3. Notificación de que la agencia crediticia enviará una descripción de sus procedimientos de investigación dentro de los 15 días, si esto es requerido. Esta información incluirá nombre, dirección y teléfono del acreedor que suministró la información;
  4. Notificación del derecho a incluir en la ficha un enunciado disputando la deuda; y
  5. Notificación de que el consumidor puede pedir que la agencia crediticia notifique a previos usuarios de la información disputada.

Si la agencia crediticia investiga la disputa y concluye que su información es correcta, la deuda permanecerá en el informe de crédito. Pero se puede continuar disputando esta información. Se puede enviar a la agencia crediticia una breve declaración escrita—que no exceda 100 palabras—explicando porqué se disputa la deuda. La agencia debe incluir esta declaración siempre que envíe un informe de crédito. Los acreedores y propietarios sabrán entonces que ésta no es simplemente una deuda que no se ha pagado sino una deuda que podría ser inválida.

Si un acreedor trata de insertar de nuevo información ya sacada, tiene que verificar a la agencia de crédito, que dicha información es completa y correcta. Si todavía inserta de nuevo esta información, la agencia tiene que notificar por escrito al consumidor, dentro de cinco días de hábiles:

  1. Que la información disputada fue reinsertada;
  2. El nombre, dirección y teléfono de quien suministró la información (si está razonablemente disponible);
  3. Que el consumidor tiene derecho a agregar en la ficha un enunciado sobre la información disputada; y
  4. El derecho del consumidor a que la agencia notifique a previos usuarios de la información disputada.

Una agencia crediticia puede parar una investigación si halla que la disputa del consumidor es frívola o irrelevante, incluyendo falta de información suficiente en su pedido. La agencia debe notificar al consumidor de su decisión y la razón por la cual da por terminada la investigación.

La violación al Acta de Informes de Crédito Justos por una agencia crediticia puede resultar en responsabilidad legal por toda pérdida económica concreta que resulte de la violación, más daños punitivos impuestos por la corte, costos judiciales y honorarios de abogado razonables. Aún más, el acreedor también puede ser responsable legalmente por no participar en la resolución de una deuda disputada.

¿Por cuánto tiempo permanecen las deudas morosas en el informe crediticio?
La mayor parte de la información negativa, sea disputada o no, no permanece en el informe crediticio para siempre. El Acta de Informes de Crédito Justos dice que la agencia crediticia puede reportar información negativa solo por siete años en la mayoría de los casos. Sin embargo, los siete años comienzan a partir de la fecha del último vencimiento regular de pago o a 180 días de la fecha de morosidad si la deuda va a recaudos morosos, cargado a ganancias u otra acción similar. No todas las deudas son sometidas a la regla de siete años. Las bancarrotas, por ejemplo, pueden ser reportadas durante 10 años, y los embargos impositivos pueden permanecer por siete años después de que se pagan. Aún más, si usted solicita más de $150,000 en crédito, solicita un empleo que paga $75,000 o más, o solicita un seguro de vida con valor nominal de $150,000 ó más, la información crediticia negativa puede ser reportada indefinidamente.

No hay una fórmula mágica para eliminar la información negativa del informe crediticio si los datos son correctos. Todo el que anuncie que puede limpiar un registro de crédito no puede hacer más de lo que puede hacer la persona por sí misma. Algunas compañías de “reparación de crédito” o “clínicas de crédito” usan el Acta de Informes de Crédito Justos para borrar deudas legítimas de registros de crédito. Generalmente esto se logra enviando múltiples pedidos de verificación de deuda, y si la agencia crediticia no verifica la deuda dentro de un tiempo razonable, ésta debe ser borrada. Sin embargo, la agencia crediticia puede reincorporar la deuda si la verifica más tarde.

La única manera de borrar una deuda legítima del informe crediticio es convencer al acreedor de que la borre. Esto puede lograrse a veces concertando un plan de pago, y mientras se hagan los pagos la deuda no vuelve a reportarse. Otra solución es negociar un pago total que sea menor al total adeudado inicialmente. Las deudas viejas generalmente valen menos para el acreedor que las deudas recientes. El acreedor puede pensar que cobrar algo es mejor que no cobrar nada y podría aceptar un pago menor. Si se hace algún acuerdo, debe hacerse por escrito y firmado antes de hacer cualquier pago. De lo contrario, el acreedor simplemente puede aplicar el pago a la vieja deuda y continuar reportándola. El inquilino podría recurrir a agencias legítimas de asistencia en crédito, como Consumer Credit Counseling, para que lo ayuden en el proceso de “reparar” el mal crédito.

Recaudos morosos
A veces la negociación no funciona, y el acreedor demanda el pago de la deuda. Aparte de reportar la deuda a las agencias crediticias, los acreedores también pueden comunicarse directamente con el deudor (la persona que DEBE), entablar juicio contra el deudor y/o involucrar a una agencia de recaudos morosos. Estos cobradores de deuda podrían ponerse en contacto con el deudor por correo o teléfono. Aunque el inquilino tiene la obligación legal de pagar a su acreedor, también tiene protección contra ciertas prácticas de recaudo indeseadas. El Acta Federal de Cobro Justo de Deuda ordena que las agencias de recaudo, no el acreedor, cesen todo contacto si así lo solicita el deudor por escrito. El deudor conserva esta protección independientemente de la morosidad de la deuda.

También existe una ley para cobrar las deudas en Texas. Las siguientes son algunas de las prácticas que el Acta de Cobro Justo de Deuda declara ilegales en Texas:

Amenazas o coerción

Hostigamiento o abuso

Medidas injustas o inescrupulosas

Representación fraudulenta, engañosa o confusa

Uso fraudulento del nombre de una agencia crediticia

Sanciones
La violación de una provisión del Acta de Cobro de Deuda en Texas es considerado delito menor. El proceso debe entablarse dentro del año de la supuesta violación.

Una persona puede solicitar compensación por daños concretos o para prevenir o impedir una violación al acta. Si la persona que entabla la demanda gana, también recibirá en pago los honorarios razonables de abogado. Sin embargo, si la corte decide que la demanda se hizo por abuso o mala fe, el acusado recibirá en pago los honorarios razonables de abogado.

Toda violación al Acta de Cobro de Deuda en Texas es también una práctica comercial engañosa, procesable bajo el Acta de Prácticas Comerciales Engañosas en Texas, así como bajo el Acta de Cobro de Deuda en Texas.

Pedir cumplimiento
Si usted cree haber sido víctima de una práctica injusta de cobro de deuda, usted puede entablar demanda civil en la corte, lo que generalmente requiere la representación de un abogado, o puede presentar una queja ante la División de Protección al Consumidor de la Oficina del Procurador General de Texas. Una vez recibido duplicados del formulario y adjuntos—o evidencia de apoyo como contratos, cargas, cheques y recibos, la queja será examinada. Nunca envíe los originales, siempre debe enviar copias y guardar los originales en su archivo.

Primero, el Procurador General (AG) de Texas determina si tiene jurisdicción para procesar la queja. Si no la tiene, el demandante será referido a la agencia adecuada. Si la procuraduría decide investigar la queja, esto se hace gratuitamente. Calcular cuánto durará este proceso es imposible. Mucho depende del volumen de casos pendientes que tenga AG. Sin embargo, el primer paso—presentar la queja—es lo más importante. La procuraduría siempre busca si hay un patrón de infracciones. Si nadie presenta quejas, seguramente nada se hará.

Al presentar la queja por escrito, sea minucioso, preciso y conciso. Se enviará una copia del formulario completo de queja a la persona o firma contra la que se hace la demanda. El formulario de queja tiene un área donde el consumidor puede describir lo que piensa sería una solución justa y razonable al problema. Piense en esto detenidamente. La queja podría ir a mediación y se podría ofrecer un acuerdo en base a estas sugerencias.

La información de este folleto es un resumen del tema y otros asuntos pertinentes. No deberá considerarse concluyente o sustituto de asesoría legal. Casos particulares podrían hacer estas generalidades inaplicables. Todo el que necesite asistencia legal debería comunicarse con un abogado.

Austin Tenants’ Council • 1640-B East 2nd Street • Austin, TX 78702 • 512.474.7006